6 ene. 2015

‘LA VIAJERA EN EL CAMINO’: El cuento de invierno de María Aixa Sanz


Hay personajes e historias que se presentan en tu vida como un regalo caído del cielo. Yo recibí este regalo a principios de año con una inmensa alegría, con entusiasmo, tal como fui escribiendo la novela, tal como fui contando la historia que narro en LA VIAJERA EN EL CAMINO comprobé que era una de las mejores experiencias de mi vida. Y efectivamente lo ha sido. Desde que supe de niña que quería ser novelista quería escribir una historia como esta y al final lo he logrado para que luego digan que los sueños no se cumplen. LA VIAJERA EN EL CAMINO es mi particular cuento de invierno. Es una novela en la que se van revelando los secretos mientras se va leyendo. Es como un ovillo que se va deshaciendo hasta que queda todo explicado, todo contado. También creo que es una novela muy visual. Al estar planteada como una novela corta, tanto los personajes como la trama deben estar estudiados al milímetro para que nada falte ni nada sobre, de tal modo que al lector no le pueda quedar ningún cabo suelto ni ningún personaje cojo. De tal forma que todo está narrado de una manera exacta para que el resultado sea el esperado. En las novelas cortas al no poder permitirte las disertaciones debes controlar las situaciones y los personajes para que el conjunto sea bueno. Una novela corta requiere de una precisión que la novela larga no necesita. La novela corta es como un artefacto que debe producir en equis páginas el enamoramiento del lector para que éste al cerrar el libro se dé por satisfecho y piense que la obra es lo bastante brillante para recordarla. 


El novelista cuando decide contar una historia en sólo unas pocas páginas requiere de un mayor tiento, mientras que si decides escribir una novela larga ahí puedes dejarte llevar más. Lo sé porque he escrito tanto novelas cortas como largas, y la forma en que acometes el proyecto, lo elaboras y lo llevas a cabo hasta llegar a buen puerto es completamente distinta. LA VIAJERA EN EL CAMINO es una nouvelle o novela corta de la que estoy muy satisfecha. Es un cuento para adultos a los que todavía no se les han acabado las ganas de seguir soñando; adultos que creen en lo justo, en la lealtad, en los principios. A los que no les importa teñir su vida lectora con un poco de fantasía. LA VIAJERA EN EL CAMINO es una novela para todos aquellos que creen que todo es posible y buscan en los libros un refugio, un lugar seguro. En definitiva, LA VIAJERA EN EL CAMINO, es una novela para todos aquellos que les encanta leer una buena historia. A mí personalmente me seducía muchísimo escribir un cuento de invierno.

María Aixa Sanz